Nosotros o el caos

88888

Hace un par de semanas que el PSOE ha cambiado su estrategia, reforzando el argumento de la llamada opción responsable, lo que sitúa a Podemos en la categoría ignominiosa de advenedizo irresponsable (y radical). Igualmente, Sánchez pone el acento de nuevo en lo que viene siendo marca de la casa: el orgullo ideológico socialista, la política de raza, la tesis de la única izquierda verdadera.

Esta estrategia tiene doble filo. Pretende recuperar lo que Felipe González llama mayorías, el centro responsable. Lanza el siguiente mensaje subliminal: ¡Ciudadanía, estáis indignados con nosotros, nos habéis dado la espalda, y lo comprendemos! Pero ¿en quién vais a confiar? ¿En IU? No es una izquierda útil, y es posible que incluso desaparezca del mapa. ¿En Podemos? ¿Esos diletantes? Pensadlo bien, qué izquierda puede traer un programa serio, sólido y responsable. ¿Vais a jugaros el futuro con unos zangolotinos que no tienen experiencia de gobierno? Somos la única izquierda que puede gobernar,… ¡y lo sabes!

La vuelta a este discurso sitúa al PSOE, sin embargo, en el punto de salida del momento en el que Zapatero dejó Moncloa. Si miramos su trayectoria desde entonces, ¿qué ha cambiado? ¿Unas Primarias? ¿Acaso esa democratización formal importa a la ciudadanía? ¿Ha cambiado el discurso? ¿Cuál? ¿El modelo fiscal? ¿Ha renovado plantilla? ¿Para qué, si parece seguir todo igual? No tenemos la sensación de que el PSOE haya mutado. Se parece a un deportista sobre una cinta eléctrica de correr; parece que se mueve y suda, pero apenas recorre unos centímetros sobre su eje.

El PSOE pide a la ciudadanía que olvide su pasado reciente y se la juegue con ellos por reducción al absurdo. Elegirles, en definitiva, no por ser mejores, sino por ser la opción menos mala. La mediocridad sostenible es mejor -según este argumento- a lo que ellos interpretan como el camino a ninguna parte (de Podemos) o el infame austericidio (del PP). Vendrían a decir: sí, no somos perfectos, lo hemos hecho mal, lo sabemos, pero lo que os espera con el resto es peor, mucho peor. Así que volved, hijos pródigos, al seno de vuestro padre político, contingente, pero asequible. Nosotros o el caos. Esta es la lógica de la responsabilidad según el PSOE. Un órdago que en definitiva demuestra su complaciente incapacidad para cambiar. Este es el PSOE más moderno que podemos ofreceros. Cogedlo o allá vosotros. Estáis avisados. Una suave versión del recurso al miedo, adornada de arrogante seguridad.

No sé si tiene el PSOE más cartas bajo la manga -seguro que sí-, pero cuantas más se desvelen como humo pirotécnico, menos credibilidad tendrá la siguiente. A esto se suma el hecho de que esta estrategia refuerza inquietantemente la tesis según la cual PP y PSOE se invisten de nuevo como binomio inquebrantable de la sostenibilidad del Estado y sus instituciones, duo bifronte que, según Podemos, perpetúa los mismos errores. Es difícil para Sánchez defender, a la vez y sin contradicciones, estos dos frentes. Por un lado, erigirse en la única izquierda posible, y por otro, desligarse del PP con la facilidad que lo hacía cuando no había más adversarios a la vista. En el fondo, el PSOE quiere aparentar normalidad, como si Podemos no existiera, como si éstos solo fueran un grano fugaz, curable con paciencia. ¡Ay, qué tiempos aquellos en los que el mundo era simple: buenos y malos, izquierda y derecha! España, una y bifronte.

Pero no subestimemos la efectividad de esta estrategia, más aún si, como esperan algunos, la ilusión ciudadana concentrada en Podemos se va desinflando, ya sea a través del bombardeo mediático, la busca de intersticios morales en ojo ajeno o la incapacidad de esta formación para acometer con ingenio tamaña ofensiva y para traducir su discurso emocional en una propuesta política creíble. La estrategia del desgaste es un clásico recurrente dentro de nuestra historia política. Y la ciudadanía quizá un alma cándida dispuesta a créersela.

Anuncios

Aporta tu punto de vista

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s